La ONU advierte que el creciente uso de carbón en Asia perjudica el progreso del cambio climático mundial

Un alto funcionario de las Naciones Unidas ha advertido que la fuerte y creciente dependencia de Asia de la energía del carbón amenaza con anular el progreso mundial hacia la prevención de un cambio climático catastrófico.

El problema es que las economías en desarrollo como la India, Indonesia, Filipinas y Vietnam recurren cada vez más al carbón barato para satisfacer la creciente demanda de electricidad.

La agencia de noticias Reuters informa que al mismo tiempo algunas naciones están incrementando el uso de energía renovable, aunque su participación en la mezcla total de combustibles para la generación de energía sigue siendo pequeña.

Los países asiáticos deben establecer metas más ambiciosas para contribuir a los esfuerzos mundiales para frenar el cambio climático, dijo Ovais Sarmad, subsecretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

«Hay ciertos países en esta región que todavía dependen en gran medida del carbón y los combustibles fósiles como fuentes de energía, y en algunas áreas que están creciendo», dijo a Reuters en una entrevista.

«Ese es un problema muy, muy serio porque todas esas ganancias que se han hecho en otras partes del mundo serían completamente negadas.»

El comentario se produjo cuando los funcionarios de los países asiáticos se reunieron en la capital tailandesa, Bangkok, esta semana para discutir formas de estimular los esfuerzos regionales y mundiales para luchar contra el cambio climático.

El Acuerdo de París, patrocinado por las Naciones Unidas, tiene por objeto limitar el aumento de la temperatura media mundial a «muy por debajo» de los dos grados centígrados, al tiempo que trata de reducir el objetivo a 1,5ºC.

Reuters informa que las políticas actuales ponen al mundo en camino a un aumento de por lo menos 3.0°C para finales de siglo.

Un mayor calentamiento podría acercar el sistema climático a puntos de inflexión irreversibles, advierten los científicos, aumentando el riesgo de pérdida de cosechas, migración forzada, extinción masiva de especies, colapso de los ecosistemas y colapso social.

Algunas de las principales ciudades asiáticas, como Bangkok, Yakarta y Manila, también corren el riesgo de sumergirse, a medida que aumenta el nivel del mar.

«Es necesario que se tomen medidas radicales, transformadoras y muy ambiciosas a todos los niveles», dijo el Sr. Sarmad.

«Tenemos muy poco tiempo.»

La conferencia de Bangkok se adelanta a una cumbre climática en Nueva York este mes convocada por el Secretario General Antonio Guterres, y a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) de diciembre en Chile.