Nuevo carbón ecológico

El carbón vegetal tradicional, producido en algunos casos de forma clandestina y utilizando mano de obra esclava o infantil, está ganando un competidor de peso. En la Hacienda Caiçara, localizada en este municipio brasileiro ha surgido la primera unidad de fabricación de carbón ecológico del Norte y Nordeste. Se trata de la confección de tabletas prensadas donde residuos de carbón de parrillas, cáscaras de cocos y otros tipos de fibras son trituradas. El material lleva un aglutinante a base de fécula de mandioca, después es prensado y puesto a secar, convirtiéndose en briquetas.

Este tipo de carbón, ya consolidado en Estados Unidos y parte de Europa comienza a abrirse camino en el gigantesco mercado brasileño, a través de supermercados y puestos de gasolina. Además del factor ambietal, este producto promete un rendimiento mayor y un mejor precio.

Según el propietario de la fábrica, Francisco Lopes da Silva, este carbón vegetal no hace apenas humo, quema más rápido y sobre todo es respetuoso con el medio ambiente.

Las autoridades de la zona están entusiasmadas con la idea y ya se están moviendo para conseguir el sello de calidad ambiental. Brasil, un país muy comprometido con el medio ambiente, sufre la deforestación como uno de sus mayores problemas, en el que incide de manera importante la fabricación tradicional de carbón vegetal. Este nuevo tipo de material puede ayudar notablemente en la lucha contra la deforestación.

En la región de Ceará, donde comenzó esta iniciativa, muchos agricultores están pasando por cursos de capacitación para formar parte del grupo de ambientalistas que trabajen para proteger el medio ambiente.

En el marco de iniciativas de este tipo, el carbón ecológico será sin duda un gran aporte. A pesar del daño que pueda producir la fabricación tradicional de carbón vegetal, muchas familias dependen de ello para sobrevivir por lo que es necesario tener una alternativa antes de impedirles continuar con su fabricación. El carbón ecológico puede ser la solución al problema.

La sustitución paulatina de la leña y el carbón vegetal por este nuevo tipo de carbón, sobre todo en restaurantes y hornos de pan conllevará varias ventajas: alto poder calorífico (mayor que la leña y el carbón vegetal), alta temperatura de combustión, no produce llamarada, quema por más tiempo manteniendo uniforme la temperatura del horno o de la parrilla y quema sin emitir humo ni olores desagradables. Además no mancha las manos ni los objetos con los que entre en contacto, es fácil de almacenar, más fácil de encender, 100% ecológico y no emite gases tóxicos.

Fuente e imagen: Diario do Nordeste

Comments

  1. By Luis de Ecuador

    Responder

  2. By Mariluz Coronado

    Responder

  3. By maria medina

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>